La alfombra de olfato

En: Artículos de interés En:

Para los perros, el olfato es fundamental para mantenerse equilibrados e interaccionar con el entorno. La alfombra de olfato nos puede ayudar a recuperar su uso en perros que se han vuelto demasiado visuales y para estimular a los cachorros o perros con problemas de comportamiento. Sin olvidar que es un juego muy atractivo para cualquier perro al que mantendrá ocupado un buen rato.

Los juegos de olfato 

A muchos perros les cuesta utilizar la nariz porque viven en entornos saturados de olores fuertes, como las ciudades, donde hay demasiados estímulos y les cuesta concentrarse. Además, es habitual que se les corrija cuando intentan olisquear cosas por la calle o meten la nariz en nuestras bolsas o en la ropa de nuestros invitados.

Pero para los perros, el olfato es una parte fundamental de su relación con el mundo, y sin eso se pierden una parte muy importante de su entorno. Los juegos de olfato bien planteados ayudarán a relajar a nuestro perro y a volverse más confiado, y son una gran herramienta para trabajar problemas de comportamiento como miedos o agresividad.

Para que estos juegos sean un éxito y no generen frustración al perro, es importante empezar poco a poco y ayudando al perro a tener éxito. Esta fase no es imprescindible con todos los perros ya que algunos sí utilizarán la nariz de manera natural.

Cómo iniciar los juegos de olfato

Empieza con un premio, enséñaselo al perro y déjalo caer al suelo mientras dices ¨busca¨. Al principio es muy fácil y sólo hay un premio, por lo que el perro siempre lo va a encontrar y empieza a relacionar la palabra ¨busca¨. Después de unas cuantas veces, haz lo mismo pero con dos premios. Déjalos caer cerca para que los encuentre rápido, repitiendo la palabra. Así aprenderá que hay más de un premio y que debe estar pendiente.

El siguiente paso es dejar caer tres premios, pero deja primero que los vea. Al caer, no puede ver los tres premios a la vez, pero como sabe que hay más los tendrá que buscar con la nariz. De esta manera, cuando oiga la palabra ¨busca¨ empezará a usar la nariz para buscar la comida, aunque no la haya visto previamente.

Estos juegos se pueden usar después en la calle, el césped o incluso en la corteza de un árbol. 

La alfombra de olfato

Mantener entretenidos a nuestros perros no siempre es fácil, especialmente si queremos evitar los juegos excitantes o hace mal tiempo y no podemos hacer paseos largos. También para los cachorros o perros enfermos es importante buscar actividades para trabajar la mente, sin caer en los típicos juegos de cuerda y pelota.

La alfombra de olfato está pensada para estimular el uso del olfato en los perros y mantenerlos entretenidos y concentrados sin generar altos niveles de estrés. De hecho, es una poderosa herramienta para relajar y calmar, y se puede usar con perros de todas las edades y condiciones. 

Al esconder los premios entre las tiras de tela de la alfombra, el perro debe usar la nariz pero también las patas y el hocico. Para encontrar los premios debe concentrarse, dejar de prestar atención a otros estímulos y respirar de la manera correcta.

También se puede utilizar con gatos, que pasarán un buen rato ¨cazando¨ los premios entre las tiras de la alfombra.

Cuando conviven varios perros en la misma casa, es interesante disponer de varias alfombras para que todos los perros puedan trabajar a la vez. Al principio hay que evitar que intenten intercambiarse, ya que esto podría generar problemas entre ellos y lo que debería ser relajante pasa a ser una carrera para intentar comerse los premios de los demás.

Pero con el tiempo, y siempre con supervisión, puede ser un buen ejercicio para hacer en familia y mejorar la relación entre los perros.

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre